Despidieron a la señora Ana Lucía Tobar Andrade

Foto: Juan Carlos Otaya
Escenas de dolor se vivieron esta tarde en el cementerio Jardines de paz en las honras fúnebres dela señora Ana Lucía Tobar Andrade, quien falleció este martes a la 1 de la mañana en la Clínica Valle del Lilí de la ciudad de Cali, la capital del departamento del Valle del Cauca.

El cortejo fúnebre se desplazó lentamente entre el parque principal y el campo santo, ubicado en el occidente de la zona urbana de Sandoná, por el ritmo que impusieron sus familiares, en medio de una profunda pena por la partida de su ser querido.

Una gran cantidad de acompañantes se anticiparon y se ubicaron a lado y lado, dejando una calle de honor, por donde transitaron familiares y amigos llevando en sus hombros el ataúd. A unos 20 metros de la tumba se detuvieron para escuchar algunos temas interpretados por el Mariachi Azteca de Sandoná, en una especie de serenata póstuma.

Su esposo Andrés fue el que tomó la decisión de emprender el último tramo hasta depositar el ataúd en la tumba con la ayuda de una gran cantidad de voluntarios, en medio del llanto de una gran cantidad de presentes y la música del mariachi.

Las honras fúnebres comenzaron en la vivienda ubicada en el barrio Porvenir, desde donde se trasladó el féretro hasta la Basílica Nuestra Señora del Rosario. 

El presbítero José Bernardo López fue en el encargado de celebrar la eucaristía, en la cual trasmitió un mensaje de esperanza a sus familiares cercanos: su esposo Andrés, sus hijos María Fernanda y Juan Camilo, sus padres Jaime y Lola, sus hermanos Wilson y Magally y sus abuelos Luis Andrade y Carmela Moya.

Al final de la eucaristía María Fernanda fue la encargada de tomar la palabra para referirse a la vida de su madre y para agradecer por los gestos de solidaridad recibidos por familiares y amigos en estos momentos de dolor.

Imágenes
Cortesía Juan Carlos Otaya