Quizás, quizás, quizás…

Visión de mujer
Por Elsy Melo Maya
elsy.ya@hotmail.com

Es entendible todo el malestar que ha causado la solicitud de extradición de Santrich por narcotráfico, tanto para el gobierno como para la ciudadanía en general, por tratarse precisamente de unos de los dirigentes de las FARC y negociadores del acuerdo de paz suscrito, en el cual participó activamente y fue el autor de diferentes aportes ideológicos para sacarlo adelante. Se creía entonces, que él al igual que el resto de directivos de dicha organización hoy convertida en un partido político, sería de los más comprometidos con su cumplimiento.

Si bien este nuevo episodio llega en uno de los peores momentos, justamente cuando el país además de encontrarse en una época electoral compleja, afronta vergonzosos reparos frente al manejo de los recursos de colaboración internacional para la paz, donde al parecer también tendría que ver un desmovilizado, no son aceptables las especulaciones sobre la posibilidad de que el acuerdo de paz se “vaya al diablo” como lo dijo Iván Márquez, toda vez que al menos hasta el momento, las actuaciones delictivas son imputables a determinados integrantes de la organización y así como la ley debe caer sobre los responsables sin importar su rango, así mismo se deben garantizar los derechos a quienes sí lo están cumpliendo.

Lo que si compartimos plenamente, es que el proceder por parte de Colombia y sus instituciones, deben ser claros y acordes a la normatividad, con el propósito de evitar la comisión de errores que puedan poner en tela de juicio el acuerdo pactado, que tantos recursos, enfrentamientos y polarizaciones le ha costado al país, máxime cuando se está demostrando con lo ocurrido, que no ampara la impunidad y que por el contrario es severo contra quienes lo incumplan y pretendan burlar la confianza de todo un pueblo, cansado de tanta violencia y corrupción.

Finalmente y tratándose del señor Santrich, es inevitable recordar su célebre, burlona y desafortunada respuesta: “quizás, quizás, quizás”, frente a la posibilidad de pedir perdón a las víctimas. Ante los hechos registrados, me atrevo a manifestar que cientos de madres de familia que perdieron a sus hij@s o quedaron viudas como consecuencia del conflicto armado, hoy frente a la posibilidad de su extradición, muy seguramente responderán: quizás, quizás, quizás.
Abril 16 de 2018


Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición de este medio digital.